Implantes Zigomáticos.

En los pacientes donde la falta de hueso maxilar es un problema, los implantes cigomáticos son la solución.

No dudes en visitar nuestras clínicas para explicarnos tu caso. En la primera visita te realizaremos un TAC dental y estudio completo y para saber el alcance del problema. No dudes de nuestra profesionalidad, te informaremos sobre las mejores alternativas según tu situación. Reserva hoy tu visita.

¿Cuándo son necesarios los implantes zigomáticos?

Cuando vamos perdiendo dientes ya sea por caries, traumatismos o enfermedad periodontal se produce una pérdida de hueso en altura y anchura asociada a esta pérdida dental que hace que el maxilar se vaya atrofiando.
Este hecho obliga en muchos casos a tener que recurrir a grandes injertos para poder colocar implantes osteointegrados y poder así volver a poner dientes a los pacientes. Estos injertos suponen un gran sacrificio para el paciente dado que el tiempo de curación es muy largo pudiendo llegar a ser de casi de 18 meses en los casos más extremos. Es aquí donde entran en juego los implantes cigomáticos, con los que en una sola sesión y sin necesidad de injertos o procedimientos muy complejos somos capaces de rehabilitar a nuestros pacientes de manera casi inmediata, ya que la prótesis definitiva es instalada a las 24 horas.

¿Implantes zigomáticos o injerto de hueso?.

Cabe decir que las dos opciones son igual de buenas, y que con las dos conseguiremos rehabilitar a nuestros pacientes y hacerlos sonreír, pero cada una lo hace de una manera diferente y sobre todo en un tiempo diferente:

⦁ En términos de tiempo, si se realiza un injerto de hueso es imprescindible esperar de 4 a 12 meses en función de la técnica utilizada y de lo grande que sea la pérdida ósea para colocar los implantes dentales, lo que hace que los tratamientos se alarguen mucho en el tiempo.
⦁ Por el contrario con los implantes zigomáticos no es necesario esperar un tiempo, el mismo día se le puede colocar una prótesis provisional y en una semana la definitiva.
⦁ El injerto de hueso realiza una rehabilitación anatómica del paciente, es decir que reconstruye el hueso y la encía del paciente. Los implantes zigomáticos ofrecen una rehabilitación funcional.
⦁ Hay casos que ya sea por el estado de salud del paciente, por atrofia extrema del maxilar o por otros motivos que los paciente no pueden recibir un tratamiento con implantes convencionales e injertos óseos, en estos casos los implantes cigomáticos son la única opción para rehabilitarlos y que puedan volver a comer y sonreír.

 

En qué se diferencian los implantes zigomáticos de los implantes convencionales.

Tanto los implantes convencionales como los implantes cigomáticos son dispositivos médicos estériles de Titanio que se anclan en hueso del paciente para poder soportar coronas o prótesis que devuelven la función y la estética a los pacientes. Pero existen algunas diferencias entre ellos que los hacen muy diferentes:
⦁ Los implantes convencionales se anclan a los huesos maxilares mientras que los implantes cigomáticos lo hacen al hueso cigomático, que es un hueso muy duro que permite que con solo 4 implantes y en el momento de la colocación podamos colocar una prótesis fija al paciente.
⦁ El tamaño también es una diferencia, ya que los implantes convencionales miden entre 8 y 15 mm, mientras que los cigomáticos van de los 35 a los 65 mm de largo.

¿Qué beneficios suponen los implantes zigomáticos?.

Los implantes zigomáticos son una alternativa excelente en el tratamiento de pacientes desdentados, con graves atrofias óseas en el maxilar superior. Con este tratamiento ofrecemos a los pacientes una alternativa que supone un cambio radical en su vida, haciendo posible la colocación de una prótesis fija superior, devolviéndoles de manera casi inmediata la función y la sonrisa , y evitando las incomodas prótesis de quitar y poner. Además vuelven a tener dientes fijos, con todas las ventajas de autoestima y toda la comodidad que eso conlleva.

¿La colocación de estos implantes es complicada?.

Los implantes zigomáticos de titanio se anclan en el hueso cigomático mediante una intervención sencilla bajo sedación consciente y anestesia local o bajo anestesia general en función de las necesidades de cada paciente. Es necesario que la intervención sea realizada por un cirujano experto en implantología cigomática, y que cuenten con un equipo preparado en este tipo de intervenciones, de este modo la experiencia para el paciente será cómoda y podrá recuperar la sonrisa de manera inmediata.

Ventajas de los implantes zigomáticos.

⦁ Es una técnica sencilla que no necesita de injertos óseos ni de procedimiento complejos para su colocación
⦁ Las prótesis fijas ya sean completas o parciales son colocadas en casi todos los casos a las 24 horas de la intervención, por lo que los pacientes recuperan la sonrisa casi de inmediato.
⦁ Son implantes dentales de titanio, con una tasa de éxito y supervivencia muy alta a pesar del paso del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Addvertise_icon.png

Utilizamos Cookies para asegurar una mejor experiencia al usuario en nuestra Web. Si continua navegando esta dando su consentimiento para la aceptación de la mencionadas Cookies y nuestra Política de Cookies. Pinche en el enlace para más información .